Canal RSS

Yo también pero más… y de antes que se pusiera de moda.

Publicado en

Por alguna extraña razón entre mis amigos modernos se ha puesto de moda la bicicleta, no sé por que razón cada día hay más que le dan a ella, no es que me moleste al contrario estoy encantada con ello. Me gusta que la gente con la mente más sana que conozco ahora quieran además tener el cuerpo sano, ya que estamos recuperando tradiciones malas como el “panem et circenses” bien está que recuperemos la del “mens sana in corpore sano”, pero…Bueno en realidad no hay peros, era una forma de obligar a posibles lectores a darle a “continuar leyendo”. La historia viene de que hace poco se lo comente a un amigo y me explico que él coge la bici aún más que todos ellos, pero vamos desde hace años. Entonces empecé a pensar en la gran cantidad de amistades que practican el “yo también hago eso pero más aún”. Me asusté por que son muchos y lo peor es que no me gusta nada ese vicio.

cat art>/dev/null

En serio, ¿Qué le pasa a algunas personas que constantemente tienen que demostrar que hacen lo mismo que tú pero más? ¿No se dan cuenta que a veces suena ridículo? A veces me resulta difícil contener la lengua en conversaciones en plan, “he abierto un blog”, “Ah sí? mola, yo también. bueno tengo tres” o cuando comentas que has empezado a hacer series para ponerte en forma “Uy yo también, pero yo las hago de veinte minutos no de de diez”. “pues yo me he pillado uno de diez mil piezas, pero ya lo he acabado, antes de abrir la caja”.

Creo que tampoco cuento nada nuevo, seguro que conoces a más de uno o más de dos así. Y seguro que te preguntas que hago yo con estas personas. Pues hay tres opciones :

  • Si es una persona que aprecio le hago un poco de caso y lo veo como una oportunidad de compartir algo con esa persona. Flower power total, la verdad, pero para algo son amigos.
  • Si no la aprecio pero no me cae mal, pues ya habéis leído la tira de cat art>/dev/null.
  • En los demás casos menciono que mi hobby preferido es coleccionar mierdas de caballos. Es encantador ver como alguien que te importa un bledo y encima te cae mal se esfuerza por demostrar que guarda en su casa más mierda de caballo que nadie.

Y hay otra cosa aún más terrorífica que los yo también pero más, su versión moderna. Los “yo también pero más y además ya lo hacía desde antes de que se pusiera de moda” y estos sí son peligrosos. Bueno tanto como peligrosos no, pero a ver quien aguanta no contestar a alguien que te dice que él ya oía a Coldplay en los ochenta, ¿Cuando? ¿De camino al cole o a la vuelta de comprar chuches? Y es que :

—————————– Publicidad ————————-

Anuncios

Acerca de Irene Puig

Saurus Exquisitus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: